Etapa de Investigación

Los materiales  y reactivos que utilizados en esta primera etapa han sido:

– Embudos de vidrio

– Papel de filtro

– Vasos de precipitados

– Balanza electrónica

– Papel indicador de pH

– Peachímetro

– 2 tipos de levadura (una química y otra casera)

– Kit de análisis de nitratos, carbonatos y sulfatos

METODOLOGÍA DE LA FASE EXPERIMENTAL

El primer lugar, se buscan y se obtienen dos tipos de aguas residuales, agua doméstica y agua residual urbana estancada (charca).

Ésta son filtradas, varias veces, para eliminar la materia orgánica más gruesa, y se separan en dos mitades (en dos recipientes distintos). Estas dos mitades son tratadas con dos tipos de levadura (química y natural). Le añadimos 2 g por cada 125 ml de agua residual y se removieron, suficientemente, hasta conseguir homogeneizar, lo máximo posible, las mezclas.

Figura 1: Esquema del proceso experimental llevado a cabo con el agua residual

Éstas se dejaron actuar durante tres días, aunque diariamente se homogenizaban, removiéndolas con unas varillas. Pasado este tiempo, se volvieron a filtrar para eliminar y recuperar restos de levadura, los cuales pueden volverse  a utilizar.

Por último, las muestras de agua obtenidas de la depuración microbiológica se sometieron a diferentes análisis para poder determinar si son aptas o no para el riego agrícola o de jardines, comparando con los márgenes oficialmente establecidos. Indicar que estos análisis fueron realizados con unos preparados de reactivos que fueron donados, muy generosamente, por la EDAR de Albacete, ya que en nuestro Centro no disponemos los reactivos necesarios, ni de medios para su adquisición.

Los parámetros que se determinan son: pH, nitratos, sulfatos y dureza (carbonatos).

pH.- Se analiza cualitativamente, en primer lugar con papel indicador, y posteriormente con el peachímetro que existe en el laboratorio del Centro.

Nitratos (NO3).- Para la medición del nivel denitratos, se depositaron 10 ml de las muestras en una cubeta de cristal. A continuación, se le añadió el reactivo de nitratos y se tapó el recipiente para agitar la cubeta durante un minuto. Después, se dejó en reposo durante cuatro minutos para que las muestras cambiaran de color. Posteriormente, la solución se introdujo en el cubo comparador de color para observar qué color se emparejaba con cada muestra. Con esos resultados, se obtuvo la cantidad de nitrato (NO3) en mg/L de agua.

Los Sulfatos (SO42-).- Para la medición de los sulfatos, se llenó un vaso de precipitados con 15 ml de la muestra. Después, se le añadió el primer  reactivo de sulfatos y se removió hasta disolverlo. A continuación, se añaden dos gotas de un agente complejante, y tras la disolverse se agregaron dos gotas del segundo reactivo de sulfatos. Cuando se disolvió, la disolución se tornó violeta. Posteriormente, se depositó una solución de titración en la muestra con una jeringa y gota a gota (después de cada gota se esperó unos segundos), hasta que la solución cambió de color violeta a azul. Dependiendo de los mililitros en exceso de la solución de titración en la jeringa, se determinó la cantidad de sulfatos presentes en las muestras (se multiplicaron los mililitros por mil para obtener los mg/L de sulfatos del agua).

Dureza (CO32-).- Para el proceso de medición de la dureza de las muestras, se llenó un vaso de precipitados con 5 ml de las muestras. Después, se le añadieron 5 gotas de hidróxido de sodio 0,1M, para ajustar las muestras a un pH=10. A continuación, se añadió 1 gota del reactivo de carbonatos con el que la solución cambió a un color rojo-violeta. Posteriormente, se añadió EDTA (este reactivo se añadió gota a gota, mezclando la muestra 15 segundos después de cada gota) que elimina los iones de metal de la muestra para formar una solución azul. Este último reactivo se añadió mediante una jeringa. Para saber el nivel de carbonato cálcico de la muestra, se multiplicaron por mil los mililitros sobrantes en la jeringa después de que la muestra cambiara a color azul.