Hipótesis

I. Puesto que los microorganismos, descomponen la materia, éstos pueden ser utilizados para limpiar aguas municipales de forma sencilla y económica. Y por tanto, usar levadura, para este fin, ya que es uno de los microorganismos más existente en nuestro entorno.

II. Podemos automatizar el proceso de depuración, mediante la construcción de una maqueta simple y con material reciclado, que podría ser construida a una escala mayor para su utilización real.